jueves, 31 de enero de 2008

Como dijo Jack el Destripador...


... vayamos por partes. Lo primero es que estamos a jueves night y aquí no da señales de vida ni Dios -ni siquiera nuestro fan number one, te echamos de menos, Gaizka :-)-. Así que dándole vueltas al panchito mientras disfrutaba de una fantástica noche para correr, he estado pensando en porqué nadie dice esta boca es mía. ¿Será que a Espe la ha localizado la Benemérita? ¿Será que Mila sigue cose que te cose? Yo tengo la excusa de Eurovisión -que por cierto, veréis el fiestón que vamos a organizar, veréis- pero el resto... :-)
En cualquier caso, chicas, que sepan ustedes que vamos a tener que ponernos las pilas. Cuatro mozos de buen ver, CUATRO, me he cruzado esta noche mientas daba una carrerita. Y ninguna chica!!!! ¿Tomamos al asalto el camino del mago de oz ese que nos ha plantao la alcaldesa? Si alguien se anima, mañana es buen día, con las fieras cansadas después de la fiesta de Carnaval...
Y para el finde yo propongo algo como lo de la semana pasada, o incluso si nos animamos de verdad podemos hacer el tour de la felicidad: bici hasta Moral, carrerita corta, unos largos en la pisci y vuelta en bici. Yo no tengo problemas de horarios, pero sugieron domingo después de comer, o domingo a primera horita... ¿hace?
PD. Para las que hemos sufrido esta semana de cose que te cose -del verbo coser, no del otro verbo coser, que ese no se sufre ;-D-, nos podemos consolar pensando que al menos no nos han pedido un disfraz de castor

3 comentarios:

Esperanza dijo...

cuatro mozos????? Mmmmmm, da más detalles please.

Este finde tengo niños así que ya tengo suficiente escaqueo con la bici de las mañanas pero dadme un toque si hacéis algo por si puedo improvisar.

Gaizka dijo...

Ehhh, ¿qué pasa conmigo?. Estoy aqui y os leo todos los días, cuando me dejan los jefes, claro. änimo y a apuntaros todas.

Gaizka dijo...

Qué pena que no hubierais venido al Maratón por relevos del Ekiden. Os lo hubierais pasado genial. Habia mucho macho suelto, algunos hombres y un monton de niñatos, jeje.